Primavera, verano, otoño, invierno… y otra vez primavera

 

spring-summer-autumn-winter-and-spring-6
Ayer finalizó la primera jornada de introducción a la meditación de día y medio que he dirigido en Alicante. Una de las cuestiones que surgió durante el fin de semana es que a la Cova del drac le están saliendo telarañas y es cierto, últimamente ando enredado en otros frentes, pero dado que este espacio que quiero seguir cuidando aquí os dejo una de mis películas preferidas sobre budismo. Que la disfrutéis… próximamente la visualizaremos en la sede de la Asociación Zen de Alicante y podremos hablar sobre ella, también está incluida en los actos del XXV aniversario del Monasterio Luz Serena.

Argumento

La película está dividida en cinco partes, representadas por diferentes estaciones del año. Cada estación refleja la situación que vive el aprendiz.
Primavera

La primera parte muestra a los protagonistas de la película, un monje budista y su aprendiz. Ambos viven en un monasterio que flota en un lago ubicado en las montañas de Corea. Su vida consiste básicamente en rezar y meditar, saliendo a veces para recolectar plantas medicinales y ejercitarse. Para trasladarse entre el monasterio y la orilla del lago utilizan un bote.

Un día, mientras caminaba por las montañas, el aprendiz ata unas piedras a un pez, una rana y una serpiente. Sin embargo, mientras el niño se reía por lo que había hecho, su maestro lo observa en silencio. Durante la noche, el maestro toma una gran roca y la ata al aprendiz mientras éste duerme. Por la mañana, se da cuenta de lo que sucedió y le pide a su maestro que lo libere. Pero este le dice que sólo lo ayudará si va donde los animales y deshace lo que hizo el día anterior. Antes de irse, el maestro le advierte que si encuentra a alguno de los animales muerto, tendrá que cargar con una pesada piedra en su corazón durante el resto de su vida. Al llegar a los respectivos lugares, sólo encuentra viva a la rana, por lo que el niño comienza a llorar.

Verano

El aprendiz, quien es ahora un adolescente, ve a dos mujeres (madre e hija) que se dirigen al monasterio. Tras saludarlas, las guía hacia donde está su maestro y descubre que la hija estaba enferma, por lo que necesitan de su ayuda. El maestro acepta cuidar de ella y la madre se va. El aprendiz se siente atraído por la joven, pero es demasiado tímido. Con el pasar de los días, ambos se conocen y mantienen una relación a escondidas. Sin embargo, son descubiertos por el maestro, quien lleva a la hija de vuelta con su madre. El aprendiz decide huir del monasterio, llevándose consigo una estatua de Buda a la que veneraban.

Otoño

Años después, el maestro descubre que su aprendiz había asesinado a su esposa, huyendo del lugar y siendo ahora buscado por la policía. Días después, el aprendiz, quien ahora tiene 30 años de edad, vuelve al monasterio, llevando todavía el cuchillo con el que cometió su delito. Aún movido por la ira, el aprendiz intenta quitarse la vida, cubriendo sus ojos, oídos, boca y nariz en un ritual de suicidio. El maestro impide esto y golpea al hombre, diciéndole que no será tan fácil como lo hizo con su esposa. Tras esto, el maestro le da la tarea de tallar unos caracteres chinos (que representan el Prajñ?p?ramit? S?tra budista) que escribió en el piso del monasterio. Mientras hacía esto, llegan dos detectives que están tras la pista del asesino. Cuando termina la tarea de tallar los caracteres, tanto los detectives como el maestro los pintan. Tras esto, los hombres se llevan al aprendiz bajo arresto.

Luego que se van, el maestro realiza el mismo ritual de suicidio que había interrumpido, tapando sus ojos, oídos, nariz y boca con papel y quemándose en su bote

Invierno

El aprendiz vuelve años después al monasterio. Con el lago congelado, llega caminando al lugar y descubre lo que su maestro había hecho. A partir de ese momento comienza a entrenar y se dedica a la meditación, ocupando el lugar dejado por su fallecido maestro. Tiempo después, una mujer llega al monasterio con su hijo en brazos. La madre intenta huir del monasterio en medio de la noche, dejando a su hijo con el monje, pero muere congelada tras caer al lago.

…Y primavera

Los últimos minutos de la película muestran cómo se vuelve a repetir el ciclo, con el monje y su nuevo aprendiz viviendo en el monasterio.

3 thoughts on “Primavera, verano, otoño, invierno… y otra vez primavera

  1. Hola, Samuel
    Veo que tenemos muchos intereses en común: software lliure, cine, budismo, profesión, etc. También tenía un blog que cerré después de entrar en contacto directo con la Vía. Quise iniciar otro con distintos contenidos, pero no supe como hacerlo. Conocía esta película que comentas; soy admirador del cine oriental, especialmente del cine japonés y chino. Ya te iré dejando información sobre películas que toquen temas sensibles que compartimos.

    He visto por encima tu blog, que me ha gustado mucho, con el fin de encontrar la receta del genmai; por favor, envíame el enlace a la entrada de la receta.

    Muchas gracias.

    Un abrazo.

  2. Esta película la vi hace bastante tiempo y me pareció muy hermosa. Como ahora me la has recordado, intentaré verla de nuevo. Gracias por el recordatorio y la reseña.

  3. Queridos Fernando y Fuensanta bienvenidos a esta vuestra cueva, me alegra mucho teneros por aquí.

    Pues parece que no está la receta de la genmai en ninguna entrada, si lo está la del gomasio pero en valenciano, os la puedo traducir si es necesario. Voy a buscar la de genmai, la tengo en casa seguro, esta noche sin falta 😀

    Un abrazo.

Moltes gràcies pel teu comentari.